Valiente

Intento ser valiente.
En mi escritura.
En mi vida.
Intento abrirme.
Compartirme.
Mostrarme.
Tal como soy.
Pero nunca es suficiente.
.
Me quedan tantos armarios de los que salir.
Tantas corazas que romper.
Tantos miedos por vencer.
Que cuando veo a otras mujeres.
Como Sindy, en este caso.
Hablando alto y claro.
Sobre sus mierdas.
Sus dificultades.
Sus traumas.
Me emociono.
Y lloro.
Y me vengo abajo.
Pensando.
Que yo no soy tan fuerte.
Ni tan valiente.
Pero luego me vengo arriba.
Pensando.
Que si ella puede.
Yo también.
Y que igual no es ahora.
Mi momento.
Que igual me llevará algo más de tiempo.
Pero que se puede.
Que se puede vivir.
Y ser feliz.
Aún estando rota.
Por dentro.
Que sanar es una carrera de fondo.
Que poco tiene que ver con el éxito.
O el dinero.
.
Más bien con las ganas.
Y con la gente.
De la que te rodeas.
Del amor.
Propio.
Que te das.
A ti misma.
Aún cuando sientes que no lo mereces.
Porque la autoestima es así de puñetera.
De frágil.
De traicionera.
Porque no hay cosa más bonita.
Que reconocerse digna.
Merecedora.
De amor.
De cariño.
De cuidados.
.
En inglés hay una palabra que me fascina.
L O V A B L E
Significa algo así como “capaz de ser amada”.
De recibir amor.
No sé.
Me atrapó desde el primer día que la escuché.
Porque creo que a muchas.
De nosotras.
Nos hubiera venido muy bien que alguien nos lo recordase.
De niñas.
De adolescentes.
De adultas.
Que alguien.
Nos lo susurrase.
Despacito.
Al oído.
“Patt, you are lovable.”
Que no se te olvide.
Que nadie te haga creer lo contrario.
.
Pero no.
A mí nadie me lo dijo.
Y por eso nunca lo creí.
Sigo sin creerlo.
Pero al menos.
Ahora soy yo la que se lo susurro a otras mujeres.
Para cambiar el rumbo.
La inercia.
Patriarcal.
De género.
Que tanto daña nuestra autoestima.
Y a la mínima oportunidad.
Les susurro un:
“You are lovable, darling”
Y veo en ellas la misma reacción que en mí misma.
La sospecha.
El miedo.
Las ganas.
De salir corriendo.
De no querer escuchar.
Lo que duele.
La rigidez.
En el cuerpo.
La incapacidad.
De recibir.
De abrazar.
De sentir.
De disfrutar.
Y cuanto más veo esta reacción en ellas.
Más veces se lo repito.
Y más fuerte las (me) abrazo

Leave a Comment

Your email address will not be published.