El aislamiento.
La falta de actividad.
De rutina.
Hace que pierdas la noción del tiempo.
De los días.

¿Qué día es hoy?
Me ha costado averiguarlo sin mirar al teléfono.
Y eso que solo llevamos 5 días de confinamiento.
¿Qué pasaría si esto se alarga?
Hoy he oído a alguien hablar de “6 semanas”…
Y un escalofrío me ha recorrido el cuerpo.
No tanto por lo de permanecer en casa.
Que a mí me encanta, oiga.
Lo estoy disfrutando mucho.
Muchísimo.
Lo echaba taaanto de menos.
Pero sí por lo que supone a nivel social,
y también económico.
A nivel físico,
y también mental.

¿Volveremos a ser ls misms cuando todo esto haya acabado?
Espero que no…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *